Bogavante del Atlántico
Detalle de abdomen de bogavante, donde se esconde su rica carne blanca, prieta y sabrosa.
Compra bogavante azul a domicilio: cuando lo recibas puede que haya llegado vivo a tu casa
Disfruta en casa de un buen bogavante azul, con todos los matices de sabor que caracterizan al bogavante gallego
Compra a domicilio bogavante azul, directo desde las costas de Galicia o Escocia, vivo y de gran calidad.

Bogavante

0 out of 5 based on 0 customer ratings
0 Customer review

Compra desde casa y disfruta con los tuyos de este manjar del mar Atlántico, deseado y admirado por su fino e intenso sabor.

El bogavante es un crustáceo de tamaño grande, cuyas piezas suelen pesar entre 0,8 y 1,5 kg, aunque las más apreciadas son las de 0,8-1 kg. Su caparazón, de color azul o marrón oscuro, reparte su cuerpo entre la cabeza y sus dos pinzas, y el abdomen con 7 anillos.

El bogavante es un producto ideal para consumirlo cocido, ya que es como mejor apreciaremos su sabor. No obstante, su carne y  jugos son muy apreciados también para todo tipo de platos marineros. Una vez cocido, es recomendable consumirlo dentro de las primeras 48 horas siempre que se conserve en el frigorífico y envuelto en papel film.

También se puede cocer al horno, pero este tipo de cocción es más complejo puesto que necesita una primera fase con agua y una segunda de cocción al grill. No obstante, te recomendamos que visites nuestro blog para conocer más recetas y maneras en las que cocinar el bogavante.

El bogavante se captura y mantiene vivo hasta unas horas antes de que sea embalado para ser enviado a domicilio. Ten en cuenta esto, ya que es posible que pueda estar vivo cuando lo recibas en tu casa. Y puede llegar a vivir hasta dos días en la nevera con el caparazón cubierto por un paño húmedo.

 

Limpiar
Compare

El bogavante es un crustáceo de cuerpo alargado, con caparazón grueso, generalmente de color azul o marrón oscuro con topos. Su  abdomen está compuesto por siete anillos y su carne es blanca, consistente y sabrosa. Además en el tórax cuenta con una parte cremosa llamada coral, muy apreciada por su intenso sabor.

Vive en aguas del Atlántico y se captura, fundamentalmente en aguas de Escocia o Marruecos. Se capturan y mantienen vivos hasta que son enviados a domicilio. De hecho, es muy posible que lleguen vivos al domicilio; de ser así, pueden llegar a vivir hasta dos días en la nevera, tapados con un paño húmedo para que no se le seque el caparazón.

*Recomendaciones de conservación: 

Recibirás en casa tu bogavante dentro de una caja de poliespán, junto a algunos bloques de gel-pack, que garantizan el mantenimiento de la temperatura ótpima del animal. Cuando te llegue, saca al animal del interior de la caja y procede, según el uso que le vayas a dar:

  • si lo vas a consumir en el día, sácalo de su caja y guárdalo en el frigorífico cubierto con un paño húmedo hasta el momento en el que lo vayas a cocinar.
  • si aún está vivo, puede llegar a mantenerse con vida hasta dos días dentro del frigorífico, siempre que no le falte humedad en su caparazón ni frío. El marisco debe consumirse dentro de las primeras 24-48 horas a su muerte.
  • si lo vas a consumir más allá de los primeros días, es recomendable que lo congeles en crudo: bien envuelto con film transparente y evitando colocarlo junto a las paredes del cogelador, que podría resecar su carne. Bastará con que lo saques unas 8 horas antes de que lo vayas a preparar para disfrutar de todas sus cualidades.
  • es mejor congelar el marisco crudo y consumirlo recién cocinado que cocinarlo y congelarlo después: aunque no pasa nada por congelarlo ya cocinado, siempre se apreciará mejor la calidad y sabor del producto recién cocinado -aunque haya estado congelado- que al revés.

*Recomendaciones de consumo: 

Existen múltiples recetas para el bogavante, aunque lo más común es comerlo cocido, ya que es el modo en el que mejor apreciaremos la finura de su sabor. Se recomienda cocer en abundante agua con sal (60 gr de sal/litro) durante 10 minutos por kg de la pieza. Una vez cocido puede ser conservado en el frigorífico durante 2 días como máximo tras ser envuelto en film transparente.

Otra buena opción es prepararlo a la plancha, que es sencillo, rápido y sabroso. Tan sólo necesitarás partirlo longitudinalmente desde la cabeza hasta la cola y mantenerlo sobre la plancha caliente hasta que el caparazón vaya cogiendo ese sugerente color rojo intenso.

No dejes de pasar por nuestro blog para obtener nuevas ideas sobre sugerentes y deliciosas de maneras de tomar este y otros productos de nuestra tienda.

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.